La víctima tuvo que recibir puntos de sutura y tardó 15 días en recuperarse por completo de la lesión.

La Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Palma ha condenado a seis meses de prisión al portero del equipo ibicenco de Sant Josep de sa Talaia por un delito de lesiones al golpear a un árbitro en la cara con la puerta del vestuario. La sentencia rebaja la condena de dos años dictada inicialmente el Juzgado Penal número uno de Eivissa.

Los hechos ocurrieron sobre las nueve de la noche del 3 de mayo de 2009. Al finalizar un partido en el campo de Sant Josep de sa Talaia, el portero del equipo de fútbol local se acercó hasta el lugar donde se encontraba el árbitro.

“Con el ánimo de menoscabar su integridad física”, según recoge la sentencia, el guardameta propinó una fuerte patada en la puerta del vestuario de árbitros. Impactó en la cara del colegiado y le causó una herida incisocontusa en la frente. La víctima tuvo que recibir puntos de sutura y tardó 15 días en recuperarse por completo de la lesión.

Fuente: Diario de Mallorca

Share Button

Comments

comments