Tal vez como cumple la función de árbitro, y no es un goleador, o un tenista bien rankeado, perdamos la perspectiva de que en Uruguay tenemos a un deportista que es considerado entre los cuatro mejores del mundo en lo suyo.

Es Jorge Larrionda, que en Sudáfrica dirigirá su segunda Copa del Mundo, aunque tiene el récord histórico de haber sido designado para tres.

A propósito, que el propio damnificado recuerde cómo soportó aquella experiencia frustrante de ser elegido para la Copa del Mundo 2002 y al otro día ser desafectado: “Fue en enero de 2002 que recibí la designación, y al otro día se tomó aquella decisión aquí, en el Colegio y el Ejecutivo de la AUF. Fue una situación muy frustrante”. Pero cuatro años más tarde llegó la revancha: “Por lo que nos había tocado vivir en 2002, el proceso hacia Alemania 2006 tuvo un condimento muy especial. Porque más allá de perder la competencia (ir al Mundial 2002) había algunas personas que habían intentado hacer un daño muy grande sobre mi persona, desparramaron un montón de inexactitudes, de falsedades por todo el mundo, vía internet, y la gente que tiene acceso a eso no sabe si la información es cierta o está tergiversada. Pero a partir de 2003, la gente de Fifa y Conmebol, que me conocían bien, mantuvo su confianza en mí y logramos iniciar un nuevo proceso y coronarlo con la designación para el Mundial 2006. Por eso, tenía todo ese condimento personal por lo que me había tocado vivir”. Y ahora llegó la tercera: “En este proceso para 2010, fue todo un trabajo durante tres años, que nos hizo estar siempre cerca de la Copa del Mundo, trabajando para eso, por eso tal vez uno lo tenía ya más en mente, y la designación fue sólo un hecho administrativo”.

“ME LLAMÓ FILIPPI”

Jorge Larrionda nos cuenta cómo y quién le comunicó la buena nueva: “La primera llamada fue de Filippi, que está directamente relacionado con la decisión, e inmediatamente hablamos con los compañeros y con la familia. De los primeros en enterarse fueron mis compañeros de oficina porque estaba ahí en ese momento”.

-Al otro día de la noticia te tocó arbitrar Cerrito-Cerro y vi que varios jugadores te saludaron.

-Sí, muy buena onda los jugadores, la gran mayoría nos felicitaron antes del partido, y también los delegados. Y la gente en la calle también.

-¡No me digas que te tratan bien los hinchas en la calle!

-Sí. ¡Menos los lunes que no salgo! (Risas).

-Es buena esa táctica de los lunes.

-Seguro. Siempre que hay un partido que está en la picota, alguien te hace algún comentario, pero nunca tuve problemas en la calle, y mirá que hago kilómetros.

-Andás mucho en la calle por tu laburo, contanos a qué te dedicás.

-Este mes cumplo 25 años en la empresa Saceem, así que el arbitraje y Saceem se pelean por ser mi segundo hogar. Ahí empecé a los 17 años, recuerdo que fui a pedir permiso de menor para poder trabajar. Hoy, con 42 años, repaso y destaco que me han ayudado mucho no sólo en mi carrera sino en el crecimiento humano y también dentro de la empresa donde tuve la oportunidad de progresar. Es una empresa constructora que trabaja básicamente con muchos clientes del Estado aunque ahora se ha diversificado mucho. Me encargo del seguimiento de las facturas, del relacionamiento con el cliente.

LOS VIAJES Y EL TRABAJO

-¿Y cómo arreglás cuando tenés que viajar a arbitrar por copas?

-Tengo a mi compañero Miguel que es un fenómeno, que me ha bancado siempre, nunca una negativa.

-¿De qué cuadro es hincha tu compañero?

-Es manya.

-Ya me imagino que te dará una mano pero te dirá “bueno, yo te hago esto pero por lo menos cobranos un córner a favor, no te pido un penal” ¿no?

-(Risas). Miguel es un fenómeno. Y lo que me ha permitido el fútbol, es que como tengo relacionamiento con las personas en las empresas públicas, eso me permite que cuando estoy fuera del país igual puedo hacer el seguimiento a las cosas. Hoy, con la computadora, las páginas web de los organismos, uno se mantiene al tanto y si hay algún problema se conecta vía mail y lo soluciona, aunque no es lo mismo, pero toda la gente de las oficinas colabora mucho conmigo.

-¿Internet también es una buena herramienta para estar al tanto de los temas del arbitraje?

-También. Muchas de las evaluaciones que nos han hecho los instructores de Fifa, dentro de este proyecto para llegar a Sudáfrica, han sido vía internet a través de una página web exclusiva que tenemos los árbitros.

MUNDIAL CON URUGUAY

-Dirigiste en Alemania 2006 pero ahora en Sudáfrica va a estar la selección uruguaya. ¿Es diferente?

-Va a tener un sabor especial. Me ha tocado estar en Mundiales con algunas selecciones uruguayas pero en juveniles. Va a ser una experiencia nueva.

-¿Cuándo viajan?

-A fines de mayo viajamos a Sudáfrica, pero ojo, porque tenemos un paso previo muy importante que son las pruebas físicas y las evaluaciones médicas.

-¿Y si un compañero tuyo tiene algún problema físico queda afuera toda la terna?

-Hay un concepto de equipo que si, lamentablemente, algún miembro del equipo no está disponible, queda el equipo afuera. Pero está el caso de Miguel Nievas, que lo compartíamos con Martín Vázquez, porque integraba los dos equipos, así que hay un árbitro asistente que si bien ahora no fue designado, forma parte de nuestro equipo.

¿Cuanto van a cobrar por la paricipacion en el mundial?

-No sabemos todavía. Pero el que se dedica al arbitraje por plata está equivocado. La plata dulce que ven los árbitros, la ven en este tipo de torneos, porque lo que es el ambiente local nuestro y lo esparcido que es a veces la actividad de la Conmebol no permite hacer grandes números. Pero esos detalles los informa la Fifa unos días antes del torneo, y recuerdo que en Alemania esa información generó un poco de conmoción. Pero no tengo idea si se va a mantener lo de 2006 o será otra cifra.

-¿Y qué hay de cierto de que te podrías retirar del arbitraje después del Mundial, porque recibiste una oferta para trabajar como instructor o en algún cargo similar?

-Oferta de trabajo no recibí. Simplemente que algún compañero a nivel internacional, ya retirado, me planteó si algún día estaba interesado en seguir trabajando como instructor, pero a mí me quedan tres años de arbitraje. Además ni pienso en eso ahora porque estoy focalizado en la Copa del Mundo. En el futuro veremos.

El número “1”

Jorge Luis Larrionda Pietrafesa cumplirá 42 años el próximo 9 de marzo (nació en 1968) y es árbitro internacional desde 1998, aunque debutó en la categoría en 1999. Su debut en Primera fue en 1993. En su currículo registra participaciones en Copa del Mundo Alemania 2006 (dirigió la semifinal Francia-Portugal), Juegos Olímpicos Atenas 2004 (estuvo en el partido por la Medalla de Bronce entre Italia-Irak), Copa de las Confederaciones 2003 y 2009, Campeonato Mundial Juvenil Sub 17 Perú 2005, Campeonato Mundial Juvenil Sub 20 Holanda 2005, Copa América 2001 y 2007, Eliminatorias 2002, 2006 y 2010, finales de Copa Libertadores 2003, 2005 y 2006, Intercontinental 2004 y Mundial de Clubes 2007.

En el Mundial 2006 dirigió cuatro partidos, entre ellos la semifinal, y de acuerdo a la mayoría de la prensa internacional, fue junto al argentino Elizondo y el italiano Rosetti de los mejores árbitros del torneo.

Hace pocos días fue reconocido por la Iffhs como el cuarto mejor árbitro del mundo, en un ranking liderado por Massimo Busacca (Suiza) con 225 puntos, Roberto Rosetti (Italia) con 147, Howard Melton Webb (Inglaterra) con 52 y Jorge Larrionda (Uruguay) con 47. Eso significa que es el mejor de América, superando al chileno Chandía (octavo) y al argentino Baldassi (décimo).

Su primer Mundial: recuerdos de Alemania

Larrionda debutó en el partido Italia-Estados Unidos, y su trabajo generó polémica pues decretó varias expulsiones. La más recordada fue la del codazo de un jugador italiano, y por esa determinación, nuestro compatriota ganó muy buena consideración en el Comité de Arbitrajes de la Fifa.

-Marcaste el camino con ese arbitraje, porque después te designaron para tres partidos más, incluyendo la semifinal.

-Sí, sí, ese partido marcó. Antes del Mundial se había insistido mucho con el tema de los codazos y ese fue el primer golpe de ese tipo en el torneo. Tuve la suerte de estar bien ubicado y observarla, porque de no haberla visto, pasaba de la mañana a la noche porque se hubiera dicho todo lo contrario de lo que se dijo, como que le faltó coraje para echarlo y esas cosas. A veces no la ves y te la comiste.

-Menos mal que la viste porque vos sabés cómo somos los periodistas, que ya te hubiéramos pegado con un caño diciendo que como era un italiano arrugaste y no lo echaste, porque era un cuadro grande.

-Claro, lo de cuadro grande. ¿Ves? A veces un árbitro necesita eso, que en un partido se le dé la oportunidad de demostrar el compromiso que tiene con las reglas de juego.

Ese partido tuvo de todo y al haber tenido un porcentaje alto de decisiones correctas eso me ayudó mucho en mi carrera y mismo dentro del Mundial, y fue factor fundamental para llegar a dirigir la semifinal.

-¿Y ahora vas por un pasito más, que sería dirigir la final?

-Hay que ser muy cautos. Hay que prepararse bien y pensar que uno juega la final en el primer partido que le toca dirigir.

FUENTE: GERARDO BASORELLI (Periodista)

* Diario Ultimas Noticias (Uruguay)

* Programa “DOS INTRUSOS EN EL FUTBOL” ( CX30 Radio Nacional

Share Button

Comments

comments