El árbitro confirmó en semanario británico Blizzard que los asistentes no vieron la acción y fue el español el que tomó la decisión correcta.

Fue la acción culminante de la final de 2006. Materazzi y Zidane discuten y el gran jugador francés le propina un cabezazo. El árbitro, el argentino Horacio Elizondo, de espaldas a la acción, le muestra tarjeta roja. ¿Quién le informó de la infracción?

Siempre se sospechó que fue el cuarto árbitro, el español Medina Cantalejo. Y más de siete años después, Horacio Elizondo lo ha confirmado y ha contado al semanario británico “Blizzard” cómo fueron esos segundos.

Elizondo confirma que Medina Cantalejo expulsó a ZidaneCuando Materazzi cae al suelo, el balón estaba en el otro lado del campo y obviamente yo estaba siguiendo el juego. Yo pité una mano y di un tiro libre. Entonces vuelvo la mirada hacia la otra mitad, donde Materazzi estaba tirado. Espero a ver si el se levanta, pero no lo hace y paro el partido. Desde donde yo estaba adonde estaba él caminé sobre 25 o 30 metros. Le pregunto inmediatamente a mi asistente, Darío García: “¿Darío, viste algo? ¿Que sucedió? ¿Por qué esta en el suelo?”. Él me cuenta: “No lo sé, yo lo vi en el suelo pero no vi qué sucedió?”. Entonces le pregunto a Rodolfo (el otro asistente), que estaba en la otra banda, sin mucha esperanza por su situación más alejada y me dice: “Yo nada, tampoco”. Y en ese momento, empiezo a pensar, tengo un montón de dudas, está claro que algo había sucedido, pero si nadie lo ha visto… Y entonces, aparece la voz de Luis Medina Cantalejo y escucho: “Horacio, Horacio, yo lo he visto. Fue un cabezazo violento de Zidane a Materazzi en el pecho”.

Cuando llego al lugar de los hechos, ya sé que Zidane tiene que ser expulsado, porque el español ya me había contado lo que necesitaba saber. Entonces le pregunto a Medina: “¿Por qué le ha dado el cabezazo?”, para saber si Materazzi había hecho algo antes, y el responde “honestamente, no lo sé, sólo vi el cabezazo”. Cuando llegué, me di cuenta que nadie lo había visto, excepto Buffon que le estaba protestando al asistente y Gatusso. El ruido en el estadio… la gente se quedó en silencio, como si se preguntase: “¿Qué ha pasado? ¿Por qué está el jugador en el suelo?”. Y yo, en medio de todos, pensando: ¿Cómo puedo tener la decisión clara? Zidane está de pie, calmado”.

No me parecía muy correcto, pero cogí la tarjeta roja, como de la nada, cuando todos habían visto que yo estaba en la otra mitad de campo. Yo me acerqué a Darío, pero yo sabía que Darío no había visto nada. ¿Por qué? Es comprensible. Todos entienden que si yo me acerco al asistente es porque el asistente me va a ayudar a tomar la decisión. Así que llego a Darío, y yo sólo le digo a él: “Centrado” – se lo digo a él y se lo digo a mi mismo- , “hay aún diez minutos para el final, mantener la concentración”. Me giro y le sacó la roja a Zidane.

Fuente: Arbitro10.com

Share Button

Comments

comments