Sucedió el pasado domingo en un partido juvenil en Italia. El árbitro, en la comprobación de equipamiento, detectó que uno de los jóvenes futbolistas llevaba un turbante y le instó a que se quitase porque a su entender vulneraba la Regla 4. Gurpartap Singh, el niño de 15 años, explicó que, de acuerdo a las costumbres de su religión, nunca pueden quitar.

“O se saca la prenda o no sale”. Alfredo Carrabba, entrenador del Montirone, reaccionó con indignación: “Nunca ha sucedido episodio tan vergonzoso. El muchacho está en desde hace años con nosotros y nunca se le había impedido jugar un partido. Traté de razonar con el árbitro y no había nada que hacer”.

La sorpresa llegó a diez minutos del final, cuando el árbitro cambió de idea. “El tipo puede jugar”, indicó el árbitro, como arrepentido de su decisión, algo que no convenció al entrenador. “La situación fue muy pesada. Más que de reglas, le faltaron al respeto a la persona y a su religión, al sentido cívico y al sentido común”.

La FIFA permitió el uso del velo islámico en julio de 2012, lo que abrió las puertas al fútbol femenino en los países árabes (El velo islámico ya no es un impedimento para jugar al fútbol)

Fuente: Arbitro10.com

Share Button

Comments

comments