Su nombre ha saltado a la fama estos días con motivo del excepcional partido celebrado en los jardines de Buckingham Palace para conmemorar los 150 años de fútbol. Los ingleses nunca olvidan a sus árbitros y han homenajeado a su “veterano”. Y es que Harry Hardy tiene 86 años y aún salta al verde para dirigir partidos todos los domingos.

Harry dirigió por primera vez hace 55 años y no parece dispuesto a retirarse. “Yo aún puede correr un poco, pero uso mis años de experiencia para leer el juego”, declaró al diario The Mirror, que publicó este reportaje fotográfico.

En este video, de hace un año, podéis ver a Harry en acción:

Fuente: Árbitro10.com

Share Button

Comments

comments